De curioso:

Ford y una nueva apuesta que sorprende al mundo

Ya llegó el primer automovil con regulador de velocidad inteligente

¿Cansado de pagar multas por exceso de velocidad por simplemente excederte de forma inconsciente del límite? Eso ya no será un problema. La industria automovilística, en su constante carrera por reinventarse y ofrecer mejores servicios y planes a sus clientes, al tiempo que ajustan sus vehículos a mayores estándares de seguridad mundial.

De igual manera, la industria vehicular ha tratado de adaptarse y hacerse de los avances tecnológicos para ofrecer mayores herramientas que cooperen con los reglamentos que rigen la seguridad vehicular.

En un intento por mantener a los conductores dentro de las reglas vehiculares, la famosa ensambladora Ford ha puesto interés en incluir un limitador de velocidad en sus nuevos vehículos, que le permita identificar las señales de tránsito y, automáticamente, controla la velocidad para evitar que usuarios se salgan de los límites legales.

De hecho, el nuevo vehículo que comercializará la marca, llamada Ford Edge, viene equipado con la tecnología que está dando sus primeros pases en algunos países europeos, y que a pesar de haber superado el test de pruebas, será vendido sólo en Europa para ver cómo reacciona la gente.

El objetivo principal de esta iniciativa es quitarles de alguna manera a los conductores el peso que tienen a la hora de conducir los vehículos, ya que muchas veces rompen los límites de velocidad de manera inconscientes.

¿Cómo lo logra?

El dispositivo es una cámara que se instala en el parabrisas frontal del coche que al captar la imagen la transmite de forma automática al regulador de velocidad y de esa forma se limita la potencia de aceleración del vehículo.

El anuncio de la marca Ford de instalar estos dispositivos inteligentes llega en un buen momento para el mercado automovilístico europeo, zona donde se instalarán más de 500 cámaras de seguridad en países como Francia, con el objetivo de evitar accidentes a causa del exceso de velocidad.

Por ahora queda esperar que esta tecnología llegue a América, con la esperanza de que así se vean reducidos todos los accidentes de tránsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*